Recetas callos madrileños

Recetas callos madrileños

Los callos madrileños son un plato muy tradicional de la zona de Madrid y en cualquier bar que vayas de la ciudad, te pondrá una tapita de este delicioso manjar, odiado por mucho y adorado por otros.

Este plato se ha servido los bares y hogares durante siglos, pero al igual que todos los platos tradicionales, existen muchas variaciones, pudiendo haber los famosos callos con chorizo, callos con garbanzos, callos con garbanzos, callos a la gallega y con patatas, etc.

Cada sitio le da su toque personal, como es el caso de Galicia, donde cada plato cocinado en esa maravillosa tierra, va acompañado de unas deliciosas patatas.callos a la madrileña

Pero nuestra receta de hoy va a ser la receta de los auténticos callos madrileños, donde se echa jamón serrano y morcilla. También hemos incluido la opción de añadir garbanzo, aunque no es algo tradicional en este plato de callos, sino que los vamos a echar para que espese el caldo un poco.

Este es un plato delicioso para los días fríos de invierno.

INGREDIENTES

  • 1 kilo de callos de ternera
  • 1  pata de cerdo, cortada por la mitad
  • Un vasito o 60 mg de vinagre blanco
  • 2 cebollas
  • 1 cabeza de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • 6-10 granos de pimienta negra
  • 150 gramos de jamón serrano
  • 250 gramos de chorizo español
  • 250 gramos de morcilla española
  • 1 cucharada de pimentón español
  • 1 bote de garbanzos ya cocinados (opcional)

Cuando compres la pata de cerdo, puedes decirle a tu carnicero que te la trocee.

Modo de preparación:

Limpia los callos con agua fría, usando un recipiente con agua fría y vinagre y deja actuar durante unos 20 minutos, luego enjuaga bien.

Corta los callos en trozos de aproximadamente 5 centímetros.

Pica 1 cebolla y los dientes de ajo.

En una sartén u olla, coloca los callos y la pata de cerdo.callos caseros

Cubre todo con agua y deja que vaya hirviendo durante unos 10 minutos. Vete retirando la espuma que va saliendo y el agua.

Vuelve añadir  agua hasta cubrir los callos en la misma cacerola. Pon la cebolla picada y todo el resto de ingredientes.

Espera que hierva y después bajar el fuego. Deja que todo se cocine a fuego lento durante 3 horas.

Picar el ajo y la cebolla restante, corta el jamón serrano en cuadraditos pequeños, corta el chorizo en rodajas y a continuación sofríe la cebolla, el ajo, el jamón y el chorizo en aceite de oliva durante 5 minutos o hasta que veas que la cebolla esta dorada, que no quemada.

Retiras un momento la sartén del fuego y agregas el pimentón.

Ahora solo tienes que echarlo todo a la olla donde están los callos, colocar la morcilla en rodajas y en caso de utilizar los  garbanzos, añadir para dejar cocinar todo a fuego lento durante unos 30 -40 minutos más.

La forma tradicional de servir los callos es en cuencos de barro, acompañado de un buen pan rústico.

Información adicional: Añade los garbanzos a la mezcla de callos en los últimos 15 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *