Tus botas camperas Valverde del Camino merecen el mejor de los cuidados

Tus botas camperas Valverde del Camino merecen el mejor de los cuidados

Si estás decidido a comprar unas botas de valverde del camino o ya tienes unas, queremos recordarte lo importante de cuidarlas bien para que siempre luzcan como nuevas, no pierdan su belleza y además duren más tiempo.

Cuida tus botas camperas Valverde del Camino con mimo

Si tus botas son Valverde del Camino entonces partes con muchas ventajas: los materiales son de primera, son pieles de calidad superior que han pasado por un proceso meticuloso de selección y el mantenimiento es muy simple, apenas quitándote unos pocos minutos de tu tiempo.

Una vez que aprendas el procedimiento sencillo la tarea de limpiar tus botas será algo mecánico y rutinario.

Las botas de pieles engrasadas

Si tienes dudas del tipo de piel en tu bota, palpa con tus dedos el material y si sientes una sensación de ligero aceite o como si estuvieras tocando una vela de cera, se trata definitivamente de una piel engrasada.

Este proceso de engrasado se incluye en su confección y tiene muchas ventajas porque son más resistentes a manchas de grasa como las de la comida (todos hemos pasado por la mala experiencia de un resto de comida que cae precisamente en el zapato). También las pieles engrasadas resisten bien otros tipos de manchas producto de sustancias aceitosas o agua.

Usa un paño ligeramente humedecido y de algodón con un poco de jabón neutro, es decir que no sea corrosivo con los materiales. Otra opción es un cepillo de cerdas suaves para efectuar este trabajo.

Si las botas están muy humedecidas porque quizás llovió, entonces usa papel absorbente en su interior y deja que la misma bota haga su trabajo, así que no caigas en el error de poner tus botas en una fuente de calor como un secador de pelo, radiador con fuego o calefacción porque estarás causando un daño irreversible.

La piel de tus botas es como la piel de tu cuerpo: secan de modo natural. Si ya están secas las botas, aplica algo de hidratación como la grasa de caballo y verás que volverán a lucir como nuevas.

Pensando en la grasa de caballo, ten siempre uno de estos potes a la mano para que lo apliques de manera regular en tu bota Valverde del Camino porque la piel siempre estará en perfecto estado y va a repeler mejor las manchas exteriores productos de la grasa o el agua.

Botas de piel de vacuno no engrasada

En este caso, para identificar a este tipo de bota te basta con sentir una sensación metalizada y no encerada, ya que el aspecto de estas botas tiende a ser más opaco.

El proceso inicial será el mismo: usa un cepillo de cerda suave, un trapo de algodón ligeramente humedecido y un jabón neutro. Para el mantenimiento, aplica grasa de caballo o una crema comercial del mismo color que la piel de tus botas y frota con el paño. No te asustes si al momento de limpiar las botas adquieren un tono más oscuro, es normal ya que cuando seque la grasa las botas volverán a su color original.

Tus botas Valverde del camino nunca lucirán mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *