¿Cuáles son las cualidades que debería tener un buen conferenciante?

¿Cuáles son las cualidades que debería tener un buen conferenciante?

En el momento en el que se va a organizar una conferencia uno de los puntos más importantes a tener en cuenta es la selección del conferenciante, ya que este debe ser un profesional de amplia experiencia sobre el tema a tratar, y que cuente con una buena reputación en el área a exponer.

Seleccionar un buen conferenciante no es una tarea fácil, lo sabemos, ya que esto implica tener en cuenta algunas características básicas sobre ellos, pero que la mayoría de los organizadores de conferencias ignoran, aunque son de mucha importancia.

Como sabemos que no se trata de una tarea fácil y que seguro estás necesitando elegir un buen conferenciante para el evento que organizas, en este post te vamos a decir cuáles son las cualidades con las que debería cumplir el profesional que vayas a seleccionar, y así se te complicará un poco menos este proceso.

Mejores cualidades para ser un buen conferenciante

Gracias a las variables que te mencionaremos en este artículo, la selección de un buen conferenciante será algo sencillo para ti, y a partir del primer evento que logres conseguirlo, para las demás conferencias se te hará más fácil este trabajo.

1.      Conocimiento del tema

Quizás resulte demasiado obvio está cualidad, pero un buen conferenciante es aquel que conoce plenamente el tema a tratar es un profesional que cuenta con una amplia experiencia sobre todo lo que se necesita exponer en el evento, y es lo que principalmente se tiene que tomar en cuenta a la hora de organizar uno.

Si estás leyendo este artículo y eres un conferenciante, debes saber que el que seas experto sobre un tema en específico te hace un buen candidato para una conferencia, sea que la organices por cuenta propia o que te inviten, pero debes conocer muy bien el mismo, ya que de otra forma no podrías transmitir buenos conocimientos a quienes asistan al evento en cuestión.

Cuando organices una conferencia te recomendamos que hagas un listado de los posibles conferenciantes a invitar, pero dicho listado debes hacerlo con base a la experiencia que tienen esos profesionales, para que solo queden entre tus opciones aquellos que dominan más los temas que se requieren exponer.

2.      Pasión por la exposición

En ocasiones nos encontramos con muchos profesionales que manejan un tema específico de forma magistral, que en una reunión con colegas pueden plantear sin problema alguno, pero esa pasión de exponer en un auditorio o ante un gran grupo de personas no lo poseen, y es algo con lo que sí tienen que contar los buenos conferenciantes.

La pasión de un buen conferenciante básicamente se refleja en la expresión no verbal que estos poseen, su mirada, el tono de voz que utilizan, sus gestos, pero sobre todo la determinación que  tienen a la hora de hablar, lo cual facilita que transmitan el mensaje a los presentes a través de la emoción, se nota que disfrutan hablar del tema y por ello conectan con facilidad con el público.

Algunas veces se comete el error de invitar a una conferencia a una persona que no cumple con esta cualidad, no se le hace un análisis previo al respecto, y eso puede terminar siendo un gran desastre, ya que el evento termina teniendo un efecto contrario al que se había deseado.

3.      Naturalidad y autenticidad para la exposición de un tema

Los buenos conferenciantes no son profesionales que asisten a estos eventos para exponer de forma “robótica” un tema, no se quiere alguien que se pare frente a los asistentes y les recite horas de un libro o de una investigación que bien podrían leer en la web o en físico, más bien se trata de una persona conocedora del tema que puede hablar del mismo de forma natural y auténtica, por lo que esta es otra de las características que debe tener un buen conferenciante.

A través de la naturalidad y autenticidad del conferenciante, es que este logrará conectar de mejor forma con su audiencia, dado que la espontaneidad y habilidades de comunicación que poseen los hace destacar en el escenario, y eso es algo que no todos pueden conseguir.

Un buen conferenciante es quien es, no intenta imitar a otros, ni trata de dar una imagen de su persona que los haga parecer perfectos.

4.      Buen sentido del humor

Por más que se trate del tema más serio del mundo a tratar en una conferencia, un  buen conferenciante debe ser un profesional que tenga un buen sentido del humor, ya que esta característica lo ayudará a conectar con su audiencia, logrando que el discurso ante ella tenga un mayor éxito.

personas atendiendo una charla

Ser muy rígidos en ocasiones hace que exista una gran división entre los conferenciantes y el público, por lo que estos últimos pueden no sentirse a gusto en la conferencia, y es por ello que los expositores recurren mucho a contar historias anecdóticas o reírse de sí mismos para facilitar el tema que están explicando.

5.      Son empáticos

La empatía en cualquier aspecto de la vida aplica sin lugar a dudas, y cuando se habla de una conferencia también, así que un buen conferenciante debe ser una persona que sea capaz de leer a su público e interpretarlo, capaz de ser empáticos con ellos, para así adaptar su ponencia a los presentes, en cuanto al tono y ritmo de su discurso.

Cuando se trata de seleccionar un buen conferenciante es importante tener en cuenta las cualidades mencionadas en este post, ya que es algo fundamental para sumar un poco más al éxito de una conferencia, sin importar el tema a tratar en la misma.

Más información:

Conferenciantes.com

Conferencias Wikipedia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.